Quiero cambiar. ¿Estoy preparado para la transformación digital?

glass-310514_640

Este año 2016 se prevé como el año de los cambios donde muchas organizaciones de todos los tamaños y sectores van a iniciar proyectos de actualización y transformación digital para adaptarse al dinamismo y las nuevas tendencias de los mercados, aprovechando más las tecnologías y plataformas de la era digital, y evolucionar hacia la Organización 4.0. Para ello, es crítico conocer cuál es el nivel de predisposición al cambio, ya que cualquier organización puede cambiar tecnológicamente (si lo desea), pero el camino a seguir para conseguir el mínimo impacto y los mayores beneficios dependen en gran medida de su situación de partida.

Una característica muy significativa que se identifica en muchas ocasiones es la forma de trabajo, trabajar por proyectos frente a trabajar por procesos. Las áreas financieras o de administración de clientes suelen ser más reticentes al cambio dado su robustez procesal y la incertidumbre que genera el cambio sobre sus procesos y/o sistemas. Por el contrario, áreas comerciales o de consultoría, las cuales están más abocadas al dinamismo de las necesidades de los clientes, tienen una mayor predisposición a los cambios. Aún así, el nivel de predisposición depende de los individuos.

Si vamos por partes, una de las características fundamentales que debe cumplir el negocio es hacer todos los preparativos previos. Esto quiere decir haber elaborado los entregables (nuevos productos, nuevos servicios, nuevas estructuras organizativas, nuevos procesos, nuevos sistemas, nuevas infraestructuras, entre otros) del proyecto, y estar preparados organizativamente para operarlos y/o aplicarlos.

Si esta primera fase se ha abordado adecuadamente, entonces la fase de implantación es más sencilla. En este contexto, “adecuadamente” se traduce en co-crear la solución contando con la colaboración de representantes de todas las áreas/divisiones y escalas jerárquicas, proveedores y partners para disponer todas las visiones y contar con la experiencia, conocimiento y compromiso de todas las partes.

Ahora bien, para gestionar cualquier cosa es imprescindible poder medirla para evaluar su evolución. Entonces, es importante definir Como medir el nivel de preparación de la organización para adoptar los cambios.

La respuesta a esta pregunta se puede obtener, a nivel genérico, de acuerdo a variables organizacionales cualitativas como las siguientes, las cuales se ordenan desde la perspectiva más estratégica a la más operativa:

Transformación estratégica

  • Nivel Alineación cultural
  • Control de Beneficios del negocio.
  • Nivel Liderazgo.
  • Consecución Plan de implantación.

Transformación humana

  • Gestión de actores y Comunicación.
  • Roles y Responsabilidades Departamentales (impacto en las personas).
  • Nivel de Educación y capacitación técnica y digital.
  • Control del talento

Transformación operativa

  • Nivel de Preparación técnica de las áreas organizativas.
  • Nivel de adecuación de Procesos y Procedimientos.
  • Control de indicadores operativos
  • Cuadro de mando y Reporte del negocio.

Si estás interesado en conocer el nivel de preparación al cambio de tu organización o te interesa conocer más sobre este tema, no dudes en contactar con nosotros en info@werkomus.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *